Liz Goodwin - Presentación de la campaña del PNUMA Piensa.Aliméntate.Ahorra

Ya hemos escuchado hoy la magnitud del problema de los desechos alimenticios y el reto que supone para nosotros, y para todo el planeta.

Sin embargo, la recompensa no tiene precio y es por ello que WRAP se complace de formar parte de esta importante campaña.

El objetivo de WRAP es ver cómo los recursos se utilizan de la forma más eficiente posible de una forma que se ayude al medio ambiente y a la economía. Logramos esto a través de investigación líder en el sector y trabajando con socios que nos ayudan a hacer el cambio posible.

Nuestra experiencia nos dice que sí, el cambio es posible y que todos nosotros tenemos un papel para conseguir que ese cambio tenga lugar. 

Nuestro investigación de mercado mostró que cada año en Reino Unido se tiraban alrededor de 15 millones de toneladas de desechos alimenticios. Más de la mitad se creaban en casa y un cuarto durante la producción y venta de alimentos. 

Una gran parte de esto podría haberse evitado, por ejemlo, más de 4,4 millones de toneladas de los desperdicios del hogar podrían haberse comido.

Una vez identificado el reto, nuestro deber es comenzar a buscar soluciones, ¿qué podemos hacer para reducir los desechos alimenticios? Ayudar a las personas a consumir al máximo los alimentos y de ese modo darnos cuenta de los beneficios medio ambientales y financieros de esa actitud. 

Así es como entendemos la colaboración con otras entidades: trabajamos con otros para desarrollar  y poner en marcha iniciativas prácticas que influencien y cambien comportamientos. Sabemos que es la forma más efectiva de hacer el cambio posible. 

Por ejemplo, en 2007 creamos la campaña "Love Food Hate Waste" con una web gratuita que cuenta cada año con miles de visitas. Se ha convertido en un recurso que ayuda a los consumidores hacia el cambio a través de sencillos pasos. 

Al mismo tiempo, hemos trabajado con la industria alimentaria ayudándoles a simplificar las etiquetas y dando consejo a los consumidores. Hemos puesto en marcha el Compromiso Courtauld, un acuerdo voluntario entre el sector minorista de alimentación cuyo objetivo es reducir los desechos alimentarios y de envases. 

¿Cómo sabemos si nuestras acciones han tenido impacto?

En noviembre de 2011 obtuvimos el dato de que entre 2006-2007 y 2010 la cantidad de consumidores que tiran o desperdician pasó de 8,3 millones de toneladas a 7,2.

Este 1,1 millones de toneladas suponen 13%, una cifra que demuestra que el progreso es posible. Pero también que todavía queda mucho por hacer. En el Reino Unido se sigue tirando alrededor de 12 billones de libras de comida al año. 

El cambio no puede y no sucederá de la noche a la mañana y en el Reino Unido, nuestra experiencia nos dice que si tenemos serios objetivos, necesitamos paciencia, tenacidad y ganas de trabajar juntos. 

También nos dice que hay otras oportunidades, por ejemplo a lo ancho de la cadena de producción. WRAP entiende muy bien algunos de estos procesos, sobre todo la oportunidad de reducir desechos en la manufactura de alimentos y venta a través de nuestro trabajo en el Compromiso Courtauld. 

Los desperdicios en la cadena, incluyendo los desechos alimentarios, se añadieron al Compromiso y en dos años estos últimos se han reducido un 8,8%. Próximamente además, incluiremos la identificación de "puntos calientes" en la producción donde se pierden la mayoría de recursos. 

No creemos tener todas las respuestas. Sin embargo, sí tenemos conocimientos y experiencias que ofrecer y tenemos muchas ganas de trabajar con organizaciones como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y otros países para discutir las oportunidades y ayudar a reducir los desechos alimentarios en todo el mundo.

Por ello, damos la bienvenida a "Piensa.Aliméntate.Ahorra"como primer caso en este camino global contra los desechos.

Muchas gracias.

Socios